Desarrollo Territorial Rural y de Ciudades Intermedias

Antecedentes

El Programa de Desarrollo Territorial/Ámbito Rural y Ciudades Intermedias, anteriormente denominado “Desarrollo Local Alternativo”, inició en 1992 a solicitud de pobladores de comunidades rurales, enfrentados a una situación crítica de pobreza y marginalidad. A nivel territorial, la experiencia piloto la planifica y desarrolla el CDH originalmente con influencia en la región sur de Honduras, específicamente en el Departamento de Choluteca. A partir del 2005, la experiencia se extiende al Departamento de El Paraíso y alrededor de 2007 al Departamento de Valle. Hacia el año 2005, como parte del proceso de desarrollo institucional, el CDH define una nueva región de cobertura. En esta ocasión, en el occidente del país, específicamente el ámbito de los municipios de la Mancomunidad del Suroeste de Lempira (La MANCOSOL). Esta iniciativa tiene como referente un proceso de planificación con la ONG CESAL Cooperación al Desarrollo/ de España. La principal idea alrededor de esta iniciativa, fue la de generar sinergias fronterizas (Honduras-El Salvador), a nivel del ámbito territorial objeto de atención. Asimismo, para el CDH la perspectiva en particular, estuvo asociada a enriquecer sus experiencias desde el punto de vista de modelos de organización e incidencia, así como el desarrollo de un componente de medios de vida. La intervención iniciada por el CDH en el 2005, en la región de occidente, contó con financiamiento de la AECID, mediante el Proyecto “Fortalecimiento de Procesos de
Gobernabilidad”, orientado a fortalecer la participación social y la capacidad técnico operativa de la MANCOSOL, como Unidad Gestora de los Municipios que la integran. En un segundo momento, se avanza con el desarrollo del componente de medios de vida resilientes, con acciones de seguridad alimentaria/con enfoque de gestión del riesgo y creación de posibilidades/condiciones de
articulación al mercado.

El CDH, en el año 2008, con base en un acuerdo de alianza estratégica con la Fundación Ayuda en Acción/de España, define una nueva región de intervención, con lo cual se amplía la experiencia del
Programa de Desarrollo Local Alternativo. Esta vez, en tres municipios de la región del litoral atlántico (Jutiapa, Balfate y Sonaguera). La perspectiva en este caso, está asociada al interés de aportar de manera mancomunada al desarrollo del territorio, con un enfoque de tipo integral, donde la columna vertebral de la propuesta estratégica es el desarrollo del ciclo de vida del sujeto. Bajo esta línea estratégica, se trabaja en cinco campos sustantivos: a) primera infancia, b) protagonismo infantil, c) adolescencia y juventud, d) mujer y desarrollo, y, e) Desarrollo Territorial. Para el CDH, el aporte sustantivo consiste en posicionar el enfoque de derechos, a partir de actores clave priorizados: juventud y mujer, que contribuyen con la construcción y trabajo de agendas, considerando el ciclo de vida del sujeto. Asimismo, prioriza ejes temáticos como gestión del riesgo.

En cuanto a objetivos y alcances, el Programa en términos generales cimenta su accionar en potenciar procesos de participación ciudadana, en lo social, económico y político, mediante la implementación de procesos de desarrollo, organización e incidencia, para alcanzar formas alternativas de aseguramiento básico, bajo un concepto de justicia social y económica. A nivel de alcance de las acciones, su principal fundamento consiste en “construir una sociedad civil con suficiente fuerza y capacidad de gestión. Dotada de capacidad técnica y política, de cara a establecer modelos de gestión bajo una perspectiva de asegurar bienestar familiar, de la comunidad, trascender a la región, al nivel nacional y vincularse
internacionalmente”.

Objetivos y alcances del Programa

El enfoque territorial está orientado por el desarrollo sostenible, en sus múltiples dimensiones e interacciones. Promueve la inclusión social y territorial en procesos de desarrollo con participación activa y decisoria de todos los actores pertinentes de la sociedad civil, así como la vinculación de las autoridades territoriales, gobiernos locales e instituciones públicas presentes en los territorios. La Estrategia parte de una visión general sobre las grandes tendencias en torno a los retos y potencialidades del medio rural y periurbano. En general, se orienta a promover la gestión social participativa de políticas públicas territoriales incluyentes y equitativas, con los correspondientes procesos de formulación consensuada de programas- proyectos de futuro y procesos de planeamiento e inversión, orientados por una visión estratégica, para la transformación social, económica, cultural, ambiental e institucional, impulsada por los actores sociales e institucionales de los territorios, valorizando su identidad cultural, diversidad y sus potencialidades propias para lograr el desarrollo sostenible.

Foto-programa1
politicas-locales-desarrollo
Foto-programa1-3

Cobertura geográfica

213 comunidades, de 20 municipios de tres regiones del país:

 

a) Región Sur:

Choluteca: 118 comunidades, de 8 municipios.

El Paraíso: 10 comunidades del municipio de Liure.

Valle: 28 comunidades de los municipios de San Lorenzo y Nacaome

b) Región Litoral Atlántico/ ADT6:

a) Atlántida: 19 comunidades del municipio de Jutiapa.

Colón: 11 comunidades del municipio de Balfate y 4 comunidades del municipio de Sonaguera

c) Región de Occidente:

Lempira: 23 comunidades de los municipios de la Mancomunidad del Suroeste de Lempira. MANCOSOL. Con prioridad en tres (Cololaca, Guarita y San Juan Guarita)

 

Foto-programa1-2

Tipología de beneficiarios.

Con respecto a tipología de beneficiarios, de acuerdo a las prioridades establecidas a nivel estratégico, el énfasis/foco de atención de las acciones se orientan a jóvenes y mujeres. Sin embargo, en términos generales, la tipología de beneficiarios, está referida a:

a) Dirigencia de comunidades organizadas,

b) Pobladoresde comunidades/sociedad civil,

c) Mancomunidad de comunidades y de municipalidades,

d) Redes de organizaciones, comisiones, plataformas, coaliciones, movimientos sociales (integrando las
organizaciones de base/de productores (as), emprendedores(as), conglomerados/de cadenas productivas, organizaciones juveniles, de mujeres, de CODELES, principalmente.

Componentes

De acuerdo a la planificación estratégica, la acción del Programa gestiona dos componentes esenciales:

Entre las principales apuestas estratégicas:

  • Gestión de Procesos de Auto Formación
  • Estrategia de Sostenibilidad Institucional
  • Seguimiento al Plan Estratégico
  • Procesos de Gestión, Control Administrativo y Apoyo Logístico

Entre las principales apuestas estratégicas:

  • Producción agroecológica
  • Gestión del Riesgo
  • Cadenas de Valor
  • Iniciativas Económicas
  • Sistemas Financieros Alternativos

Entre las principales apuestas estratégicas:

  • Organización y Empoderamiento
  • Incidencia Política
  • Prevención de Violencia
  • Transparencia
  • Gestión Estratégica de Contexto
  • Políticas Internas y Comunicación.